1. um muhammad al-mahdi
    sunnah
    Offline

    um muhammad al-mahdi لا اله الا الله محمد رسول الله Staff Member

    Joined:
    May 17, 2007
    Messages:
    3,425
    Likes Received:
    345
    Trophy Points:
    93
    Gender:
    Female
    Location:
    England
    Home page:
    Ratings Received:
    +537 / 3
    Los Sufis

    Entonces un grupo de gente (en el ejemplo, de los sufis) vino y comenzó a hablarles a ellos con respecto al hambre, la pobreza, murmullos y nociones. Y ellos son autores de libros sobre estos sujetos, como fue el caso con Al-Haarith Al-Muhaasibee.

    Entonces otro grupo de gente vino (después) a lo que revisaron la vía del sufismo, caracterizándolo con atributos por los cuales ellos lo distinguían (de su estado original), tales como: vestir viejas ropas en jirones, escuchar (música) explotar en emociones apasionadas, bailar y aplaudir. Y ellos se particularizaban a sí mismos por excederse en la limpieza y la purificación.Entonces este asunto (el sufismo) continúo floreciendo, y sus Sheiks comenzaron a fabricar historias para ellos y a hablar acerca de sus místicas ocurrencias. Esto afirma su alejamiento de los Escolares. Es más, esto afirmó su punto de vista sobre lo que ellos estaban eran las más completas formas de conocimiento, tal como ellos nombraron al conocimiento oculto (al-Ilm-ul-Baatin), mientras hacían del conocimiento de la religión, un conocimiento aparente (al-Ilm-uhd-Dhaahir).

    Entre ellos estaban aquellos cuya severidad en el hambre los trajo a las nociones del capricho corrupto. Así que ellos reclamarían un fuerte amor y pasión por la verdad. Esto fue como si ellos imaginaran una figura con una bella apariencia y así ellos se enamoraron perdidamente de ello. Estos individuos se rezagaban entre la incredulidad y la innovación.

    Entonces esta gente se dividió en varias órdenes y sus creencias crecieron corruptas. Así que entre ellos estaban aquellos quienes apoyaron el punto de vista de que Alláh está encarnado en Su creación (hulool), y aquellos quienes apoyaron el punto de vista de que el Creador y la creación eran en realidad una existencia (ittihad).

    Y el Demonio no paró de hablarles a ellos acerca de diferentes tipos de innovaciones hasta que ellos las hicieron en aspectos de la Sunnah.

    Entonces vino Abu Abrir-Rahman As-Sulame quien escribió un libro para ellos llamado “As-Sunan”. Él también compiló un libro para ellos llamado “Haqaaia-ut-Tafsir”, en el cual, él mencionaba sorprendentes cosas acerca de ellos (los sufis) concernientes a su interpretación del Corán basada en las (cosas místicas) que les ocurrieron a ellos, sin rastrear hacia atrás a cualquiera de las fuentes de donde el conocimiento es derivado. Y efectivamente, lo que los trajo a tomar tales cosas y ponerlas como sus puntos de vista fue su estado de aturdimiento, debido a su estricta abstinencia de comida y su amor por hablar a grandes distancias del Corán.

    Abu Mansoor Abdur-Rahmaan Al-Qazaaz nos informó que Abu Bakr Al-Khateeb nos informó diciendo:

    “Muhammad Ibn Yoosuf Al-Qattaan An-Naisaburee me dijo: “Abu Abrir-Rahman As-Sulamee no es digno de confianza. Él no era capaz de escuchar algo excepto por unos pocos segundos, debido a la sordera. Así que cuando el gobernante Abu Abdillah bin Al-Bay murió, él comenzó a narrar hadiths sobre la autoridad de Al-Aasam de Taareekh Yahya Ibn Maeen, tanto como de otros libros como ese. Y él fabricaría hadiths para los sufis” “.

    Abu Nasr As-Siraaj escribió un libro para ellos titulado “Lum-us-Soofiyyah” en el cual él establecía horrendas creencias y afirmaciones repugnantes que mencionaremos más adelante con mayor detalle, por el Deseo de Alláh.

    Y Abu Talib Al-Makke escribió el libro “Qoot-ul-Quloob” en el cual él mencionaba los hadiths y narraciones fabricados que no pueden ser rastreados hacia atrás a alguna fuente con respecto al sujeto de oraciones durante los días y las noches y otros sujetos. Él también mencionaba falsas doctrinas en ello y constantemente repetía afirmaciones tales como: “Algunos de los mukaashifeen (aquellos a quienes Alláh les ha revelado los secretos de las realidades escondidas) han afirmado…”. Estos tipos de palabras son vacías y sin punto.

    Él también menciona en ello, relatando de algunos sufis, que Alláh revela aspectos de los asuntos ocultos a sus “santos” en este mundo.

    Abu Mansoor Al- Al-Qazaaz nos informó que Abu Bakr Al-Khateeb nos informó diciendo: Abu Taahir Muhammad bin Al-Ullaf dijo: “Abu Taaleeb Al-Makkee entró a la ciudad de Basrah después de la muerte de Abul-Husayn bin Saalim y atribuyó a sus visiones. Entonces él viajó a Bagdad y la gente se reunió alrededor de él en el lugar de admonición para oír de él. Así que él comenzó a hablar pero se confundió y comenzó a mezclar sus palabras. Fue memorizado de él que dijo: “No hay nada más peligroso para la creación que el Creador”. Así que la gente lo declaró un innovador y desertó de él completamente. Después de eso, él fue prevenido de hablar con la gente”.

    Al-Khateeb dijo: “Abu Taaleeb Al-Makkee escribió un libro en la lengua de los sufis llamado “Qoot-ul-Quloob” en el cual él mencionaba muchas horrendas y repugnantes cosas concernientes a los Atributos de Alláh”.

    Entonces vino Abu Nuaim Al-Asbahaanee quien escribió un libro para ellos llamado “Hilita-ul-Awliyaa” en el cual él mencionó muchas malas y despreciables cosas sobre las leyes del Sufismo. ¡Y él no tenía vergüenza en afirmar que Abu Bakr, Umar, Uthmaan y Ali, tan bien como el resto de los Compañeros de alto rango, estaban entre los sufis! Así que en su libro, él habló de cosas sorprendentes que les ocurrieron a ellos. Él también mencionó a Shuraih Al-Qaadee. Al-Hasan Al-Basree, Sufyan At-Thawree y Ahmad ibn Hambal como si fueran de entre ellos (los Sufis). Similarmente, en “Tabaqaat-us-Soofiyah” as-Sulamee mencionó a Fudail (bin Iyyaad), Ibrahim bin Adam y Maroof Al-Kurkhee como que estaba entre los sufis, al apuntar que ellos eran individuos quienes se abstenían de la vida mundana y sus lujos (zuhd).

    El sufismo es una vía que es bien conocida por excederse en la abstinencia de lujos mundanos (zuhd). Lo que muestra la diferencia entre ellos (los escolares arriba mencionados y los sufis) es que ninguno condena la abstinencia (zuhd), donde el Sufismo fue condenado por lo que mencionaremos más tarde.

    Abd-ul-Kareem bin Hawaazin Al-Qushayree escribió un libro para ellos llamado “Ar-Risaalah” en el cual él mencionaba muchas muy rebuscadas y místicas cosas tales como hablar sobre al-fanaa (aniquilación) y al-baqaa (subsistencia), al-qabd (contracción), al-bast (expansión), alwaqt (el momento), al-haal (éxtasis), al-wajd (encuentro) y al-wujood (existencia), al-jam (unión) y at-tafaruqqah (separación), as-sahu (claridad) y as-saker (embriaguez), adh-dhawq (sabor) y Ash-Sharab (bebida), al-mahu (borrón) y Al-ithbaat (afirmación), at-tajallee (manifestación) y al-muhaadarah (presencia), al-mukaashafah (descubrimiento) y al-lawaih, at-tawaali y al-lawaami, at-taween y at-tamkeen, ash-sharía y al-haqeeqah (realidad)[1] y otras enfermedades que no cuentan para nada. ¡Y su tafsir es aún más bizarro que esto!

    Entonces vino Abu Haamid al-Ghazaalee quien escribió el libro “Ihyaa Uloom-ud-Deen” para ellos de acuerdo a la metodología de la gente (sufi) la cual él llenó con hadiths sin bases aún cuando él conocía bien que esos eran sin bases. Él habló acerca del conocimiento de la Mukaashafah (revelación de lo no visto por Alláh a los Sufis) y el retiro de los principios del Fiqh. Y él afirmó cosas tales como: “Efectivamente, las estrellas, el sol y la luna, las cuales Ibrahim vio, eran de hecho luces que protegían a Alláh”. Tales cosas no fueron mencionadas en ninguna de las fuentes de conocimiento. Además, esto es de los tipos de discursos de los Baatiniyyah.

    Él (Al-Ghazaalee) también dijo en el libro Al-Mufsih bil-Ahwaal: ”Mientras ellos se detienen en la debilidad, los sufis son capaces de atestiguar los ángeles y almas de los profetas, oyen sus voces y obtienen beneficio de ellos. Entonces esta condición escala desde atestiguar (de sus) imágenes a niveles en los cuales ellos están contenidos en estos dominios”.

    Los factores que llevaron a estos individuos a escribir estos libros fue su poco conocimiento de la Sunnah, Islam y narraciones, tanto como su dedicación para lo que ellos aprobaron de la manera de la gente (sufis). Ellos solamente aprobaron esta manera por la adoración por la abstinencia (zuhd) que fue establecida en sus almas. Ellos no vieron ninguna condición mejor que la condición de estas gentes (sufis) con respecto a la apariencia, ni ningún discurso más complaciente que su discurso, considerando que en las biografías de los Salaf, ellos encontraron una forma de severidad. Así que la gente se inclinó muy fuertemente hacia estos individuos (los sufis).

    Esto fue debido a lo que nosotros afirmamos previamente, lo que fue una vía, la cual se caracterizó aparentemente por la limpieza y adoración, considerando que al interior, fue acerca de la indulgencia con el ocio y el escuchar música, hacia las cuales las disposiciones corporales se inclinan. Los sufis originales huirían de los líderes y autoridades. De cualquier forma (en tiempos posteriores) ellos se volvieron amigos.

    La mayoría de estos libros que fueron compilados por ellos tienen cosas en ellos que no pueden ser rastreadas (retrospectivamente) hacia ninguna fuente (auténtica). Además, ellos están solamente basados en las ocurrencias místicas que acontecen a algunos de ellos, las cuales ellos recogieron y coleccionaron. Ellos llaman a esto el conocimiento oculto (al-ilm-ul-baatin). Abu Yaqoob Isaac bin Hayya dijo: “Yo escuché a Ibn Hambal una vez cuando fue preguntado acerca de la ocurrencia de alucinaciones y nociones, así que él replicó: “Los Sahaabah y los Taabieen nunca hablaron de tales cosas” “.


    [1] Nota del Traductor: Estos son nombres para los conceptos y creencias sufis. Algunos de ellos han sido definidos como sigue: Fanaa (aniquilación), un estado en el que el mureed (sufi) se vuelva tan absorbido por el dhikr que él se vuelve descuidado de sí mismo y su alrededor y está en tranquilidad con el recordatorio de su Señor, negando o aniquilándose a sí mismo. Bast (expansión) y Qabd (contracción) se refieren a los varios grados de relativa unión y separación del Creador.
    Baqaa: la conciencia de sobrevivir en Alláh. Waqt (tiempo): El momento en que algunos se vuelven concientes de la realidad y el Creador; el mureed no está ni en el pasado ni en el futuro. Mukaashafah (revelación): el estado en el cual la verdad (Alláh) y lo No-Visto se vuelve revelado al sufi. Tajallee: (manifestación) el estado en el cual Alláh manifiesta una revelación al sufi.
    Sakr (embriaguez) un estado en el cual el mureed es absorbido en los asuntos ocultos hasta el punto que la persona común no puede entenderlo. Wajd (encuentro) estado de éxtasis en el cual el sufi encuentra la realización y presencia de Alláh, usualmente después de oir (samaa) dhikr. Jam (unión) un estado en el cual el sufi solamente ve la Verdad (Alláh) sin la creación. Muhaadarah (presencia) estar en la presencia de Alláh- Tafarruqah o Farq (separación) cuando el sufi, en el estado de Fanaa ve la creación (a él mismo), lo opuesto de Jam. Y Alláh sabe mejor.


    Autor: Imam Ibn Al Jawzee

    Fuente: Tablees iblis (pg 162-163.)

    Producido por: Al-Ibaanah.com

    Trad. al español: Musa Abdullah Reyes

    Tomado de: http://www.islammexico.net

Share This Page